ABC
Disponible en: Hablame de Respeto App Hablame de Respeto App
Entre Nosotras
Thursday 14, May 2015
La violencia de género debe tener un abordaje interdisciplinario

Tras 12 años de experiencia, la doctora y psiquiatra Estela Soto comparte sus conocimientos en la atención a mujeres víctimas de violencia.

Tras 12 años de experiencia, la doctora y psiquiatra Estela Soto comparte sus conocimientos en la atención a mujeres víctimas de violencia. Nos comenta cuáles son las principales afectaciones a la salud mental de las mujeres en estos casos y de qué manera la falta de prevención repercute en la sociedad. Asimismo, nos brinda un análisis sobre la importancia de la atención multidisciplinaria para lograr el desarrollo de las mismas.

¿Cuándo es necesario que una víctima de violencia de género sea remitida a una atención psiquiátrica?

Se dice que, de 10 mujeres que consultan a un médico general, siete mujeres padecen enfermedades psicosomáticas, que son enfermedades que están relacionadas el cuerpo con las emociones. De esas siete, cuatro de ellas están asociadas a violencia de género. Entonces, el hecho de que un médico vea pacientes, vea mujeres que adolecen de enfermedades psicosomáticas, debe hacerlo y siempre pensar de que un porcentaje de ellas padece violencia de género y que esa violencia de género puede desencadenar enfermedades psiquiátricas más serias.

¿Qué enfermedades psicosomáticas podría desarrollar una paciente que ha sido víctima de violencia?

Las enfermedades psicosomáticas son enfermedades que no significan que no existan. Muchas veces, la gente cuando les dicen que una enfermedad que padece tiene componentes psicológicos, tiene enfermedades que no existen, pero las enfermedades psicosomáticas están relacionadas: la parte psicológica a la parte física. Por ejemplo, son enfermedades psicosomáticas la colitis, la gastritis, los dolores de cabeza, los dolores de espalda, los trastornos del sueño, los trastornos en la sexualidad, las alergias; esa parte de las enfermedades muchas veces son mujeres que sufren, que son víctimas de la violencia, que pueden presentar cualquiera de esas enfermedades de las que hablábamos.

Conforme el tiempo va pasando y el estresor va continuando, va perpetuándose y van viviendo con sus padres; luego, con hermanos; posteriormente, con la pareja. Esas mujeres pueden desencadenar enfermedades psiquiátricas. Ya las enfermedades psiquiátricas si son otro grupo, como el síndrome depresivo, el síndrome ocioso o el síndrome de vulnerabilidad, con el que puede llegar a perder el contacto con la realidad.

¿Cuáles son las enfermedades mentales que pueden desarrollarse en una mujer?

Pues, en ese caso, pueden desarrollar cualquier enfermedad psiquiátrica, podría desencadenar todas. Digamos que lo menos que podría pasar es una serie crisis, digamos, a estrés agudo. Probablemente, podría ser lo primero que va a desencadenar, pero de ahí va el camino a un cuadro adaptativo que puede durar de 15 días a un mes, hasta una depresión grave con intento suicida; hasta cuadros de crisis de pánico, estrés postraumático. Porque la violencia de género la mujer la experimenta igual como que fuera un secuestro; entonces, los eventos, las enfermedades que puede presentar son cualquiera que pueda presentar alguien que ha sido víctima de secuestro, porque ha vivenciado un estresor así —de esas dimensiones.

¿Ha encontrado un patrón conductual en los salvadoreños que ejercen la violencia o en las víctimas?

Las víctimas consultan más; entonces, logro ver más víctimas que agresores. En las víctimas lo que más vemos son los cuadros depresivos, es lo que más se ve. Y, en los agresores, lo que más se ve son las dependencias a sustancias tanto a alcohol, a drogas o cuadros, como de mal control de impulsos o trastornos de personalidad.

El agresor consulta menos al psiquiatra. Suele consultarlo porque tal vez el Juzgado de Familia lo refiere para que consulte, pero es menos y casi que lo encontramos de suerte. Porque uno, con la experiencia, va buscando preguntar eso, sobre la violencia de género, cuando con la experiencia se va notando que muchas veces la mujer lo oculta y no quiere hablar de eso o lo considera parte de la misma vida; no lo considera como un estresor importante en su situación o le da pena contarlo.

¿Y al ocultarlo cae en depresión?

Al ocultarlo, lo perpetúa, porque es un estresor que no logra decir. Digamos que logra decir que “tengo problemas en el trabajo” y nos quedamos como en ese nivel, pero le da pena reconocer que lo que está viviendo es la violencia en su hogar, con compañeros de trabajo o un abuso sexual.

¿Qué causa más daño psíquico a las mujeres víctimas de violencia?

Quizás, la violencia psicológica y sexual. Quizás la violencia física, al verse golpes, las amigas les puedan decir algo, como que hasta entonces las personas pueden reconocer que sí es violencia de género. Pero, la violencia de género le queda a la víctima repitiéndosele en su mente continuamente y socava la autoestima. Va bajando la autoestima, va creyéndose todo lo que el agresor le dice. Va creyendo que lo merece, se va creyendo culpable y va permitiendo que otras personas ingresen a esa situación de violencia. La psicológica creo yo que es la que afecta más.

En cuánto al estrés postraumático en mujeres víctimas, ¿cuál sería el tratamiento adecuado para este diagnóstico?

Cuando hay estrés postraumático es importante determinar el tipo de estrés postraumático que tienen las personas. Hay que saber si experimenta pesadillas o si experimenta eventos que nosotros llamamos “flashbacks”, que son eventos que, estando despierta, revive episodios como los que sufría. Digamos que ve que el agresor está encima de ella o ve que le está gritando, oye lo que está diciendo en esos episodios de “flashback”. Los trastornos de estrés postraumático pueden ser tratados con medicamentos y, a la vez, tienen que ser tratados, abordando el estresor desencadenante.

El abordaje en las enfermedades psiquiátricas no siempre es solo de medicamentos, no puede ser solo de medicamentos, porque los componentes que están involucrados generalmente en este tipo de enfermedades; además de ser físico y psicológicos, muchas veces son también espirituales, culturales, psicológicos. Entonces, el abordaje que hay que hacer, hay que hacerlo en todas esas áreas. Por eso, el soporte multidisciplinario e interdisciplinario siempre es bien valioso.

¿Cuáles son las ventajas de un abordaje multidisciplinario para las mujeres que son víctimas de violencia?

Pues ese es el beneficio, esa es la única forma en la que puede tratarse, de forma interdisciplinaria. De modo de que, además de tratarse la enfermedad que hemos identificado, en este caso donde entro yo si tienen una enfermedad psiquiátrica o si trabajamos por prevenir que no se enfermen, igual pueden darle la terapia que puede darle una psicóloga, la intervención que tenga que hacer una trabajadora social, el seguimiento que pueda tener de las otras enfermedades que presenten, la educación que pueden darle en alguna organización donde se le haya detectado; e igual, el trabajo en grupo, los grupos de apoyo, los grupos de autoayuda son bien valiosos.

¿Cómo incidiría la comunidad para mejorar las condiciones de violencia que día a día enfrentan las mujeres?

Sin duda, el que otras mujeres entiendan qué pasa a otra mujer será algo que va a dar alivio a otras mujeres. La víctima llega un momento en que se convence tanto de que se merece todo lo que le pasa y, esta cultura, la cultura que tenemos llega a convencer tanto de que “la que se porta mal” merece de que la castigue o que la mujer debe ser siempre un artículo de adorno para el hombre. O de que haya mujeres en bikini en los rótulos de las calles es algo que debe ser normal. Que todo eso pase y que las otras mujeres alrededor creamos que eso está bien hace de que esa mujer se convenza de que merece la violencia a la que está siendo sometida.

El hecho de que tengamos mujeres en la comunidad que entiendan a qué se refiere la violencia de género y que apoyen a una mujer que lo está sufriendo es, quizá, lo más valioso y, quizá, lo más sanador para esa mujer.

¿Es válido crear alianzas con otras instituciones para una mejor atención?

Sí. En la clínica y en las instituciones en las que he trabajado, siempre he intentado mantener ese nexo con las organizaciones que trabajan en eso y que son expertas en eso.

Para finalizar, algo que usted quisiera que desde su área conozcan las mujeres; quizá, la que son víctimas de violencia

Lo que debe ser importante para que las personas que trabajan en salud mental es que prevengamos situaciones relacionadas con las enfermedades mentales. Y es que promocionemos la salud mental de las mujeres y de las niñas y que tratemos de cambiar los elementos que perpetúan esas situaciones de violencia. Si logramos cambiar esa situación y hacer esa prevención, tratar de fomentar salud mental, no recurrirían a violentar a otros porque vivirían en respeto y en otros de los principios que necesitamos para vivir en comunidad. 

Tú donación es importante para sustentar nuestros programas de apoyo a víctimas de violencia, atención psicológica y el fortalecimiento de nuestra plataforma.

Donar Visa Donar Mastercard DONAR
Violencia Fisica

Tipo de violencia

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Nesciunt, error maiores? Ullam earum tempora cum illum pariatur, veniam saepe natus illo praesentium dicta possimus, repellendus labore ducimus reiciendis dignissimos ex?

Copyright © Todos los derechos reservados