ABC
Disponible en: Hablame de Respeto App Hablame de Respeto App
Entre Nosotras
Monday 12, January 2015
Jefa de Unidad Especializada PDDH: Lo que pasa en la casa, en el ámbito personal, es asunto del Estado

En esta segunda entrega, la Procuradora Adjunta para la Defensa de los Derechos de las Mujeres, Rosalía Jovel, y la jefa de la Unidad de Atención Especializada para las Mujeres

En esta segunda entrega, la Procuradora Adjunta para la Defensa de los Derechos de las Mujeres, Rosalía Jovel, y la jefa de la Unidad de Atención Especializada para las Mujeres, María Auxiliadora Rivas, hablan sobre las debilidades que tienen las diferentes instituciones, incluida la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), en el abordaje del tema de violencia contra la mujer. 

¿La violencia contra la mujer en El Salvador es parte de la violencia estructural?

Responde la Procuradora Adjunta para la Defensa de los Derechos de las Mujeres, Rosalía Jovel.

Sí, nosotros creemos que es parte de una violencia estructural que ejercen, incluso, las instituciones del Estado hacia las mujeres, pero hay que tener presente, digamos, que esa violencia estructural tiene determinaciones de género que hacen que, de manera sistemática, la mujer padezca violación de derechos, de sus derechos que van en los diferentes ámbitos. Entonces, sí consideramos que es una violencia estructural, pero en el caso de las mujeres, tendríamos que tener la sutileza, digamos, de analizarla desde las denominaciones que tiene.

Por eso creo que, incluso, nosotros estamos analizando con bastante detenimiento hasta la naturaleza de nuestro sistema de captura de denuncias, porque allí precisamente una de las debilidades que hemos enfrentado nosotros, que incluso como bien te lo decía, nos impide darte con certeza cuántas son las denuncias que hemos recibido en los últimos cinco años, que son directamente de violación de derechos, tiene que ver con que, incluso, una institución especializada como la nuestra a veces no es sencillo, pues establecer esas determinaciones de género que hay detrás de cada aspecto violatorio de los derechos humanos.

Entonces, generalmente, nos vamos por el hecho de que la denunciante sea una mujer, nos vamos por esa vía.

La Procuraduría, según sus investigaciones, ¿ha encontrado una imagen o un hilo conductor que defina al victimario de las mujeres, como un perfil, digamos?

Más que un estudio de un perfil específico, lo que nosotros hemos llegado en nuestras reflexiones sobre el tema de violencia contra la mujer, del victimario. Esto es un tema multicausal, pero fundamentalmente está basado en la práctica de una masculinidad violenta, que nuestra sociedad, todos los prejuicios y estereotipos con respecto a la mujer, van fortaleciéndose en el desarrollo y formación. Esto es una construcción genérica de los hombres, que los vincula a ejercer la masculinidad violenta, que lleva implícito, por supuesto, la resolución de todas las problemáticas que enfrentan en el desarrollo de su vida, a través de violencia física, violencia psicológica. En este caso, digamos, las mujeres siempre hemos llevado la peor parte de esa expresión de masculinidades violentas que existen en nuestro país.

Entonces creo, más bien, que es lo que nos está preocupando. Lo que más nos preocupa es que el Estado aún no ha asumido de manera clara un esfuerzo para desmontar esa masculinidad violenta. 

Interviene la jefa de la Unidad de Atención Especializada para las Mujeres, María Auxiliadora Rivas.

Solo, con eso de hacer un perfil del victimario, es que en ninguna parte del mundo se puede dar porque todos los hombres son portadores; es decir, de masculinidad hegemónica y, con esto, se erradica aquel prejuicio, que mide que los hombres de determinada zona, ¿verdad?, así sean de la zona urbana, tal vez con escasos recursos económicos, con tendencia a drogadicción. Creo que otro tipo de vicios eran los hombres los que más frecuentemente podían violentar a las mujeres. Cuando ni las drogas ni los vicios ni nada son causantes de la violencia contra la mujer. Estos son detonantes, pero son otra cuestión; cualquier hombre puede ser agresor, y más que el hombre, lo que representa la masculinidad, la autoridad que representa la masculinidad, más que la persona misma. 

Complementa la Procuradora Adjunta para la Defensa de los Derechos de las Mujeres, Rosalía Jovel.

Eso es como lo que ha venido existiendo: las relaciones de poder que se ejercen y lo que provoca estos niveles de violencia contra la mujer, en todas las formas de discriminación de las que es objeto la mujer; entonces, no estamos ante necesariamente la obtención de un perfil psicológico, porque creo que eso ha ayudado a cometer muchos errores, a creer, por ejemplo, que la violencia contra la mujer está en un sector social, el de un perfil de una persona que está fuera de la realidad o que está, como comúnmente decimos, está loco, “es que si golpea a la mujer es porque es loco”, pero no, no se trata de un trastorno mental.

Ante la definición, digamos, de la violencia contra la mujer que tendría la Procuraduría. ¿Cuál es el camino que debe seguir la Procuraduría para acompañar o velar porque el Estado cumpla los derechos hacia las mujeres y no se llegue, digamos, a la violencia contra ellas?

En primer lugar, nosotros tenemos que velar por el cumplimiento del mandato constitucional que tenemos, pero, específicamente, con respecto a las mujeres, las reflexiones que hemos desarrollando últimamente nos llevan a concluir, digamos, que una de las cosas más importantes que tenemos que hacer es la promoción de los Derechos Humanos de las Mujeres. Esto implica establecer medidas que nos permitan cada vez más contribuir a la construcción de una cultura nacional de respeto a las mujeres, pero sobre todo que fomente la igualdad y equidad entre los géneros.

El otro tema es el que tiene que ver ya en la protección de los Derechos de las Mujeres: generar las medidas necesarias, que las mujeres tengan un acceso a un debido proceso en los casos de violaciones. Esas son dos cosas que tienen que ir a la par. Promover, por un lado, los Derechos de las Mujeres, que los conozcan las mujeres, pero también que los conozca la sociedad en su conjunto y, por otra parte, proteger a la mujer ante cualquier hecho de vulneración de sus derechos, asegurándole el debido proceso, el cese de la impunidad.

¿Va por buen camino el Gobierno Central en este tema?

Insisto en que se han dado pasos, pero hay todavía muchos pasos que dar más. Creemos que hay algunos avances, pero también enfrentamos algunos, digamos, retrocesos en la práctica concreta.

¿Y en cuanto al Órgano Judicial?

Pues son todos los que serían operadores de justicia, son los que nosotros creemos que deben cuidar mucho el trabajo. Hay que priorizar mucho el esfuerzo con ellos y no solo en aras de sensibilizarlos, de elevar sus niveles de conocimiento, sino de exigencias, de que cumplan con las Leyes; además, incluso de que, si es necesario y si hay las pruebas suficientes, se les inicie procesos administrativos que lleven a desvincular a este tipo de personas que son, de las que están prejuicidas y que evitan aplicar la nueva Ley, que sean retirados de sus trabajos.

En lugares vulnerables a la violencia delincuencial, muchas mujeres pueden llegar a ser amenazadas, y por temor no rompen el silencio, no hablan. ¿Existe una forma en la que la Procuraduría pueda brindar una atención en estos casos y de qué manera?

Yo insisto que es la promoción de los Derechos Humanos, a través de la promoción, en la medida que las mujeres conozcan un derecho que no se conoce ni se ejerza. Una contribución, desde nuestro mandato, sería reforzar, fortalecer en nuestra capacidad de promoción de los Derechos de las Mujeres.

Interviene la jefa de la Unidad de Atención Especializada para las Mujeres, María Auxiliadora Rivas.

Sí, porque esto va simultáneo con lo otro; por ejemplo, con las demás instituciones del Estado. En la medida que usted está promocionando que las mujeres son sujetas de derecho, que lo que pasa en la casa, en el ámbito personal, es asunto del Estado, porque no hay un deber de protección, de respeto y de garantía, y simultáneamente se está trabajando con las diferentes instituciones estatales competentes, para generar esas condiciones de especialización y de integralidad que establece esta Ley, porque esta responde a un marco internacional de continuas recomendaciones que le han hecho al Estado salvadoreño, de qué está pasando en los casos de violencia en contra de la mujer, porque esta atrocidad en contra de las mujeres, lo que ahora conocemos como misoginia y todo eso.

Entonces, es un trabajo para bien en todo aspecto. Las mujeres, un fortalecimiento del Estado, pero que también tienen que trabajar con los hombres, con los agresores, que fueron declarados como tales, para ir construyendo paradigmas más respetuosos.

Uno de los problemas que hemos escuchado con frecuencia es que las mujeres que enfrentan violencia y la denuncian a las autoridades suelen ser revictimizadas; incluso, algunas veces maltratadas por los jueces o por quienes llevan sus casos. Esta situación motiva a dejar la denuncia como un aviso nada más, sin continuar con el proceso, que a veces puede terminar en feminicidio. ¿Qué puede hacer la Procuraduría en casos como este, donde las mujeres se enfrentaron a un Juez que no pudo resolver su caso?

Responde la Procuradora Adjunta para la Defensa de los Derechos de las Mujeres, Rosalía Jovel.

La responsabilidad que esta Procuraduría tiene es activar las instituciones competentes del Estado, ¿verdad?; en este caso, ya sea exigiendo o recomendando que cumplan adecuadamente sus funciones y, por otra parte, que mejoren sus procesos de atención a usuarias. Obviamente, es de nuestro interés que se tenga la credibilidad en las distintas instituciones del Estado, y más aún en el sector justicia, de las especifidades a las que está sometida una mujer por el hecho de ser mujer, cuando han sido violentados sus derechos y, sobre todo, cuando está sufriendo violencia.

Yo creo que por ahí es donde nosotros pudiéramos apoyar; a la par de eso, yo creo que es importante destacar que también la Procuraduría, desde su mandato, puede hacer un esfuerzo, apoyando a las organizaciones de mujeres, acompañando a las organizaciones de mujeres, a todas esas defensoras de mujeres que, desde su activismo, han propiciado en el país muchas mejores condiciones para que las mujeres rompan ese silencio. 

Tú donación es importante para sustentar nuestros programas de apoyo a víctimas de violencia, atención psicológica y el fortalecimiento de nuestra plataforma.

Donar Visa Donar Mastercard DONAR
Violencia Fisica

Tipo de violencia

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Nesciunt, error maiores? Ullam earum tempora cum illum pariatur, veniam saepe natus illo praesentium dicta possimus, repellendus labore ducimus reiciendis dignissimos ex?

Copyright © Todos los derechos reservados