ABC
Disponible en: Hablame de Respeto App Hablame de Respeto App
Entre Nosotras
Thursday 8, January 2015
Procuradora: (Las juezas y los jueces) No están utilizando las nuevas Leyes para poder procesar

En esta primera entrega, la Procuradora Adjunta para la Defensa de los Derechos de las Mujeres de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), Rosalía Jovel (...)

En esta primera entrega, la Procuradora Adjunta para la Defensa de los Derechos de las Mujeres de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), Rosalía Jovel, y la jefa de la Unidad de Atención Especializada para las Mujeres, María Auxiliadora Rivas, hablan de las prioridades en las que trabaja la PDDH, cuáles son las funciones que realiza la institución en coordinación con otras entidades para la defensa de los derechos de las mujeres, así como de la falta de aplicación de las nuevas leyes al judicializar los casos y de las estadísticas que, aseguran, no concuerdan con la realidad.

En una oficina ventilada e iluminada, de forma rectangular, en la que hay una computadora un poco antigua y un escritorio muy bien organizado, la Procuradora y la jefa de la Unidad Especializada conversan en una mesa redonda, que está frente a la puerta.

¿De qué forma trabaja la Procuraduría? ¿Cuáles son las principales urgencias con respecto a la violación de los derechos de la mujer que considera la Procuraduría (General de la República) y según se ha estudiado?

El esfuerzo que hemos hecho, a partir de la administración del Licenciado Morales (David Ernesto Morales, Procurador General de la PDDH), desde esta adjunta, hemos hecho una evaluación y un balance de las situaciones de violatoria de Derechos Humanos que se han hecho en el país y, a partir de ese análisis, realmente la construcción nuestra es de que una prioridad en este momento es el tema de acceso a la justicia y el cese de la impunidad en el caso de violación a los derechos de las mujeres.

Obviamente, eso es una enorme prioridad, pero tenemos otro programa de derechos que sistemáticamente se violan en el país y a los cuales les vamos a dar el seguimiento que se merecen, pero con una visión más de contribuir a que las mujeres ejerzan más su autonomía básica para tener una vida digna.

Entonces también estamos dándole seguimiento a temas que están vinculados a la autonomía física de las mujeres, como es el caso de los graves casos de feminicidio y de violencia extrema que se están presentando en el país.

También estamos dándole seguimiento y pretendemos posicionar o establecer una posición al respecto a temas para la autonomía económica de las mujeres sobre todo lo que tiene que ver con el tema del trabajo doméstico y de algunos casos de violaciones muy concretos de derechos laborales porque no están asumidos, incluso, en la legislación misma.

Además, el caso de búsqueda de apoyar la autonomía de la toma de decisiones y de la política de las mujeres. Nuestro interés es asegurar que en estas futuras elecciones, verdad, las mujeres lo hagan realmente elevando el nivel de participación en los procesos electorales, y eso implica también apoyar el movimiento de mujeres y a las instituciones involucradas, para que más mujeres puedan tener acceso a participar como candidatas. Eso es digamos como, en este momento, las prioridades en las que estamos trabajando.

¿Considera usted que existen avances en el país en materia de defensa de los derechos de las mujeres?

Por supuesto, yo creo que la aprobación de las leyes especiales y todas las políticas de igualdad que existen en el país son una evidencia de que hemos avanzado; sin embargo, revisando el detalle de la forma en la que han sido aplicadas hay muchísimo que hacer para que esa nueva legislación se concretice en la vida cotidiana de las mujeres, de ahí nuestro interés de reforzar esas prioridades de las que hemos hablado.

¿De qué forma trabaja la Procuraduría en conjunto con otras entidades para la atención, digamos, de casos de violencia contra la mujer?

De acuerdo al mandato de la institución, nosotros tenemos un lado de mantenernos vinculados a los movimientos civiles, verdad, que también luchan por la protección de los derechos humanos. En ese sentido, desde esta adjunta, tenemos un espacio permanente de dialogo con las organizaciones de mujeres y organizaciones feministas, que nos ha permitido arribar a establecer incluso puntos de contacto claros sobre nuestras agendas mutuas, verdad. En este caso hemos labrado incluso un plan de trabajo bastante detallado de en qué temáticas la Procuraduría acompañará los próximos años al movimiento de mujeres y feministas en temas de carácter estratégico, pues para hacer efectivos los temas de derechos de las mujeres.

Pero, además, con las instituciones del Estado, y también basándonos en nuestro mandato, tenemos la obligación de mantener un contacto directo no solo para entregar recomendaciones, digamos, cuando ha habido una vulneración por parte de ellos, sino que también para evitar prevenir pues, o detectar posibles espacios o acciones que ellos hagan que puedan llegar a ser crucial, entonces mantenemos también comunicación con las instituciones del Estado.

¿Considera usted que existe ahora una mayor cultura de denuncia, tal vez con el apoyo o trabajo de estas instituciones dentro de los municipios? ¿Existe ahora una mayor cultura de denuncia o está siempre estancada?

Yo creo que se ha avanzado bastante y obviamente la labor que han venido haciendo las organizaciones de mujeres en el plano local o internacional ha sido determinante, verdad, para que haya ya una cultura de denuncia mucho más activa; sin embargo, hace mucha falta un esfuerzo más sostenido no solo por proteger a mujeres, sino por el Estado que favorezcan las condiciones para que las denuncias se den con la certeza de que las instituciones del Estado se van a activar a favor de las víctimas.

Una de las denuncias más constantes de las mujeres es el acceso a la justicia, pero veíamos qué difícil es acceder o para ellas el acceso a la justicia, tal vez por el temor, principalmente porque jueces y juezas muchas veces no aceptan judicializar los casos ¿Cuál es la vigilancia que la Procuraduría realiza con estos casos?

Mire, la Procuraduría se encuentra en un momento importante de introducir los cambios que requiere el modelo de tutela que hasta la fecha hemos venido utilizando. Estos cambios en el modelo de protección de los derechos, pues nos ha ido indicando, verdad, que tenemos que tratar algunas situaciones, como esa que menciona, en el tema de acceso a la justicia, como de una manera distinta que como lo hemos hecho antes, básicamente atender casos individuales, verdad, para ir dando respuesta a cada caso.

En este momento estamos abriendo y haciendo estudios especiales, estudios que nos permitan arribar y detectar y visibilizar los patrones violatorios que se están dando en ciertas instituciones públicas, verdad. Tal es el caso que tú mencionas, en las funciones que incumplen los operadores de justicia. En este caso tenemos un expediente abierto, hemos abierto un expediente de todos aquellos casos que se han ido presentando y que tienen como patrón el hecho este, de que los jueces, las juezas no están utilizando las nuevas leyes, verdad, para poder procesar. Y tampoco están aprovechando la serie de documentos reconocidos por organismos internacionales que lo ubican estándares internacionales que deberían de ser acogidos. Realmente sí tenemos interés de poder llegar a identificar aquellas personas, aquellos funcionarios, que reiteradamente han venido obviando el cumplimiento de esas leyes, con la intención de fundamentalmente que, de ser posible, puedan llegar a desarrollarse procesos administrativos.

Se conocen casos en los cuales jueces se han rehusado a aplicar la Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia de las Mujeres (LEIV), ellos usan la Ley de Familia; quizá, en ese sentido, va la pregunta, porque existe esa Ley y podrían sentir las mujeres que no se resuelve a su favor y limita también el acceso a esa ley

Precisamente eso es lo que estamos tratando de establecer, ese patrón violatorio que está llevando de manera sistemática a que muchos jueces al negarse a utilizar los conceptos y criterios que las nuevas leyes especiales le demandan acogerse a la Ley del Código de Familia, eso es lo que estamos tratando de evidenciar, con la intención de poder llegar y detectar quiénes son los que están haciendo eso y poder también solicitar a las autoridades competentes.

Suena el teléfono celular de la Procuradora Adjunta de PDDH. Se levanta a atender la llamada. La plática continúa con la Jefe de la Unidad de Atención Especializada para las Mujeres, María Auxiliadora Rivas.

Con este tema lo que podría interpretarse como un presunto, y digo presunto conflicto de leyes, y que muchos jueces y juezas se rehúsen a aplicar la normativa especial. Creo que ahí radica quizás el principal problema, y es lo que justamente como mencionaba la señora Procuradora, estamos en esa labor de investigación de patrones de violación, es la identificación de relaciones desiguales de poder. En la medida en que juezas y jueces no identifiquen o no quieran identificar toda esa construcción de masculinidad hegemónica que se tiene, no se va a poder identificar que esta mujer está en una relación desigual de poder aunque ella tenga autonomía económica.

Porque por ejemplo en el caso este, tan afamado del exgerente general de la Kia (Empresa de vehículos), uno de los argumentos que brindó el Juez fue que cómo era posible que esta señora viviera una situación de violencia, si era una señora que gozaba de una buena situación económica, que su esposo cuando salía de viaje se iba con ella; es decir, es que el punto no es, verdad, ese. El punto es que se logre identificar en el transcurso de juicio esa relación desigual de poder, aunque, si leemos muy bien la Ley Especial Integral, la Ley Especial habla ya de una presunción de una relación desigual de poder en cualquier caso de violencia.

Entonces, si bien es cierto la Ley Contra la Violencia Intrafamiliar rige bajo los supuestos que establece el tema, por ejemplo, de las medidas, el tema de la convivencia intorelable, por la misma situación de violencia son leyes complementarias, donde por el principio de especialización rigen la LEIV, entonces en un caso, por ejemplo, donde la mujer está en un grave peligro de perder la vida, la Ley de Violencia Intrafamiliar, como está establecida, porque también se rige por un momento histórico, en el momento histórico surgen los mecanismos nacionales para el adelanto de la mujer como parte de los compromisos de Beijing, entonces como parte de esos contextos surge la Ley contra la Violencia Intrafamiliar y esta Ley, tal como está, ya no respondía a la situación exacerbada y de violencia atroz hacia las mujeres; por eso, surge parte de esta Ley Especial, que son conocidas como Leyes de segunda generación porque son Leyes Integrales que establecen aspectos preventivos, aspectos de investigación, de sanción y de reparación, incluso, para el proyecto de vida de las mujeres.

¿Existe una forma especial o protocolo para la atención de casos de violencia contra la mujer que haya cometido el Estado, que ustedes han evaluado?

¿Cómo? ¿Los patrones de violaciones dice usted?

Mire, volviendo a como se decía al inicio que una de las principales prioridades en el tema de derechos humanos de las mujeres es el tema del acceso a la justicia y el tema del combate a la impunidad. Es precisamente porque en la ruta crítica que las mujeres enfrentan hechos de violencia y de otro tipo, porque la violencia no solo es física, el tema de la violencia institucional, cuando el mismo Estado ejerce violencia contra las mujeres, el tema de la violencia económica y patrimonial, es el acceso a la justicia, en donde estamos en el problema, tanto sea administrativa como judicial, y por eso existe lo de la resiliencia, las mujeres, se ha trabajado con las mujeres, existe empoderamiento, reconocimiento de derechos, de las organizaciones, el papel que las organizaciones juegan y el rol que las organizaciones están jugando y que se han desempeñado en la contraloría del Estado. Y usted va, por ejemplo, donde un juez que ha determinado lugar a solicitar las medidas de protección porque su vida está en peligro, porque su compañero la ha amenazado y, si usted lo deja, él la mata a usted, y usted va a solicitar las medidas y lo que resulta es que el Juez terminó acosándola a usted.

¿Qué puede esperarse de un sistema que no ha resuelto protegerla, de garantizarle que su vida va a estar fuera de riesgo? La está revictimizando, entonces usted no encuentra respuesta. Y usted pierde las esperanzas, se decepciona, empiezan otros procesos de, ni modo, ir aceptando lo que va pasando, porque no se le garantizan las condiciones mínimas para ser atendida.

¿Qué papel, entonces, podría jugar la Procuraduría para acompañar digamos los casos?

Fíjese que el mandato constitucional de la Procuraduría, es cierto que tiene aspectos concretos, pero de esa concreción el campo de nosotros es bastante amplio al mismo tiempo. Con la creación de la atención de las Unidades Especializadas, lo que se está haciendo, como la palabra lo indica, es dar un trato no victimizante, superar esto de que usted sea cuestionada, "usted está padeciendo esto con su pareja, ¿Pero usted ya se examinó usted misma?, usted es la que está propiciando esta situación”. No, osea, (se debe) ir superando, verdad, esos estereotipos con los que las servidoras y servidores han venido dándole la atención a las mujeres que enfrentan violencia de cualquier tipo y se les acompaña, porque el rol de la Procuraduría como es estar atentos, verdad, a que las diferentes personas cumpla con la acción que le corresponde, como Procuraduría no podemos venir a suplir la función de persecución penal que tiene la Fiscalía General de la República, el tema de la defensa con la Procuraduría General de la República y así las diferentes instituciones, pero con los casos que se nos han presentado, nosotros lo que hemos realizado es el acompañamiento a las instituciones, verificar que las instituciones estén cumpliendo el papel que le corresponde a la atención especializada  y darle los seguimientos.

La Unidad es de reciente instalación, tenemos dos meses de estar instalándonos y justamente estamos realizando una labor de promoción nacional, visitando diferentes delegaciones para con las organizaciones locales y que nos activen para que se exija a las autoridades competentes; Ministerio de Salud, Fiscalía General (de la República), Procuraduría Genera (de la República), entre otras, que puedan cumplir con la atención especializada.

Pero, la atención especializada no solo es eso también, no solo el acompañamiento legal en tanto que se le incumpla la ruta de acceso a la justicia o lo que decía la señora Procuradora, primero la atención psicológica, la atención en crisis que es parte de las razones por las que surge esta Unidad Especializada, sino es que a partir del rol que tiene la Procuraduría, poder realmente identificar ese patrón de violación, a través de ese expediente abierto, donde nosotros nos damos cuenta que agresores que ya tenían medidas de protección, que ya se había vencido su vigencia, o que, en el transcurso de esas medidas, cometiendo estos feminicidios ¿Qué es lo que el Estado les está garantizando a las mujeres que muchas veces es por el mismo por los que estas mujeres han fallecido?

Regresa la Procuradora, tras contestar llamada telefónica.

¿Ustedes tienen el dato del promedio de denuncias de Violencia contra La Mujer por parte de instancias del Estado que reciben aquí?

Es importante destacar que como la Procuraduría es la última ventana para que las mujeres después de que han pasado por las diferentes instituciones del Estado y no recibido la atención que se merecen, entonces recurren. Así que, los datos a veces sorprenden porque no son de la magnitud, digamos, del fenómeno que realmente sabemos que existen.

Procuradora pregunta a jefe de la Unidad Especializada.

¿Tienes el dato de cuántas denuncias hemos recibido nosotros?

Jefe de la Unidad Especializada responde:

Los datos de la PDDH no los tengo acá porque, por ejemplo, lo que pasa aquí en nuestro sistema ahorita, en nuestro sistema actual, no está, digamos, no está diseñado de tal forma que yo pueda visibilizar por qué tipo de violencia vino o está el problema en las calificaciones, verdad, que son mujeres las que vienen a denunciar, pero no en la predeterminación de género en el caso que se denuncia o se califica mal. Entonces, eso va generando un subregistro acá, verdad, que es lo que ya se está trabajando en eso para superar ese obstáculo.

Entonces, los datos que nosotras tenemos, porque también tenemos la función, verdad, de ir registrando nuestra propia información para generar nuestros propios mecanismos de investigación y ver en qué dirección van a ir encaminadas las acciones y las recomendaciones que la Procuraduría emita; por ejemplo, en el tema, fíjese que es interesante, nosotros queríamos; más bien, realizamos un ejercicio para ir analizando, usted sabe; por ejemplo, en el tema de violencia intrafamiliar, por el artículo 19 la Procuraduría tiene que ir monitoreando trimestralmente la situación de violencia intrafamiliar a nivel nacional, a partir de los registros que tenga la PNC.

Entonces nosotras solicitamos a la Dirección General de Centros Penales que nos dieran el dato de cuántos hombres hay condenados en el quinquenio 2009-2013 por violencia intrafamiliar, precisamente porque el delito de violencia intrafamiliar es considerado un delito menos grave porque la pena es de uno a tres años de prisión, por lo tanto es excarcelable. Entonces, usted, al ser excarcelable, el juez tiene toda la potestad de imponer medidas sustitutivas a la ejecución de la pena, que puede ser: “Mire, usted se presenta todos los días, bueno, aparte de firmar en el juzgado, el tema de hacer labores comunitarios”, que deja de lado la gravedad de lo que sucedió.

Entonces, es increíble, por ejemplo, que en el quinquenio 2009-2013, únicamente 110 hombres hayan sido condenados por violencia intrafamiliar ¿Qué nos quiere decir esto? Que son pocos los jueces, o los juzgadores y juzgadoras que realmente valoran la gravedad de una situación de violencia intrafamiliar que aquí no se desglosa cuántos cometieron violencia física, cuántos fue violencia sexual, que trascendió a otro delito; además de la violencia intrafamiliar. Entonces, 110 hombres para las dimensiones de los reportes que maneja, por ejemplo PNC, solo de enero a mayo registró 511 casos de violencia intrafamiliar en cinco meses, en un año y ¿Cómo es posible que solo 110 hombres sean condenados en cinco años? Entonces, no es proporcional.

El asunto no es que haya más hombres condenados, el asunto es que primero, el peligro que se encuentra la vida de la mujer de sus hijos y sus hijas y de todas las personas que están alrededor de él, el tema de que jueces y juezas quizás poco están garantizando la vida de estas mujeres. El tema, incluso, de cómo el órgano judicial está asumiendo el desmontaje de la masculinidad, verdad, como por ejemplo los programas que ejecutan los centros integrados, los CAPS (Centros de Atención Psicosocial de la Corte Suprema de Justicia), en materia de violencia intrafamiliar, realmente inciden en ir cambiando todas esas concepciones: “Yo soy hombre, soy superior a una mujer, la mujer me pertenece, está en mi poder” y todo eso.

Tú donación es importante para sustentar nuestros programas de apoyo a víctimas de violencia, atención psicológica y el fortalecimiento de nuestra plataforma.

Donar Visa Donar Mastercard DONAR
Violencia Fisica

Tipo de violencia

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Nesciunt, error maiores? Ullam earum tempora cum illum pariatur, veniam saepe natus illo praesentium dicta possimus, repellendus labore ducimus reiciendis dignissimos ex?

Copyright © Todos los derechos reservados