ABC
Disponible en: Hablame de Respeto App Hablame de Respeto App
Historia de Vida
Tuesday 7, March 2017
De objeto de deseo, a ser parte de la estructura

Este próximo 08 de marzo se conmemora el día Internacional de la Mujer, El Salvador ha logrado crear un marco jurídico que las proteja, sin embargo la historia es otra.

En zonas con mayor presencia pandilleril  funciona un Cogobierno, una estructura que se erige frente al poder oficial, una estructura paralela a cargos de grupos delincuenciales organizados, los cuales mantiene sometido a la población, cuya acelerada mutación y crecimiento esconde la verdadera magnitud y gravedad de las diferentes manifestaciones de violencia hacia las mujeres. Estos controlan entradas a las zonas, tiene los códigos, la vigilancia de los barrios, colonias, infunde un temor generalizado, reproduciendo una estructura machista patriarcal, realizando acciones determinadas que afectan y socavan profundamente a la sociedad o sector donde están.

 Asfixiadas en el silencio, conviven centenares de mujeres salvadoreñas en los municipios de mayor presencia de las pandillas, producto de un nuevo rol que éstos han asignados a ellas, otro grupo vulnerables por el control y poder que estos grupos tienen.

 ¿Quién es una mujer? ¿Qué debemos entender por un cuerpo femenino? Las mujeres en las zonas de cogobierno son la moneda de cambio. Hoy en día las mujeres desaparecen y días o meses después son encontradas: unas han sobrevivido a vejámenes y cualquier tipo de violencia; en otros casos, sus cuerpos aparecen abandonados y sin vida. No existe un centro de registro de personas desaparecidas, no existe un dato oficioso de mujeres que están desaparecidas pese a que el forense Israel Ticas, de la Fiscalía General de la República, asegura que más 500 personas desaparecidas han sido encontradas en fosas clandestinas, esta institución no tiene un datos seguro, muchas de ellas aparecen en vueltas en sabanas blancas en el denominado cinturón de la muerte ubicado entre Ciudad Delgado y San Martín.

 La investigación recientes de nuestra unidad de análisis y procesamiento de datos Háblame de Respeto, al referirse a las mujeres nos demuestra “que la estructuras de las pandillas ha asignado nuevos roles en la operatividad, han pasado a ser parte de estructura que dirige la renta, en algunos casos ocupa un nivel de liderazgo producto de ser la esposa o compañera de vida de los lideres y otras ya realizan funciones militares.” Sin embargo este nuevo rol le da un mayor conocimiento de la forma en que operan estas estructuras y las convierte en objetivo más vulnerables.

 La Mara Salvatrucha (MS-13) había creado una estructura, y según el reporte fiscal que las llamó “Viudas de negro”, eran mujeres retenidas en cautiverio bajo golpizas y amenazas y eran obligadas a casarse con hombres que posteriormente eran asesinados para cobrar los seguros de vida. Ese dinero era ocupado para comprar vehículos e inmuebles, al menos eso es lo que ha revelado la investigación, explican los personeros de la fiscalía que llevan el caso.

 En Zacatecoluca, la policía capturo una estructura del Barrio 18, en la que 7 mujeres están vinculadas a su red de extorsión con vínculos hasta en el sistema judicial.

 Las mujeres que están atrapadas en estas estructuras, según investigadores de la Policía Nacional Civil consultados “están categorizadas en las esposas de los pandilleros, las novias de ellos y las jainas aunque ocupan roles diferentes, todas siguen siendo un objeto para ellos”.

 Un hecho al que hemos dado seguimiento fue el ocurrido el 16 octubre en Usulután, en el Municipio de Puerto el Triunfo, donde en un enfrentamiento de la Fuerza Antipandillas murió Silvia Yamileth Orantes Vásquez (alias Estefany) de 31 años, quien según los informes policiales fue una de las personas que se enfrentó en el operativo; este es el primer hecho que se conoce del uso de la mujer en tareas de defensa y control del territorio lo que demuestra que hay un cambio de roles de la mujer; de seguir en esa función encontraremos más mujeres asesinadas en este tipo de hechos.

 Salir o escaparse de la estructura es muy difícil, una madre en un intento desesperado se logró llevar a su hija hacia los Estados Unidos, Fairfax, Virginia, cuando conoció que ella está vinculada a la MS-13, sin embargo esta estructura mantuvo contacto con ella y su madre intentó moverla a Houston, no obstante fue asesinada antes de conseguirlo.

 La madre mostró en una cadena de televisión norteamericana partes de las comunicaciones encontradas en sus smarthphone, a través de las redes sociales con miembros de estas estructuras.

El co-gobierno, que ejercen tiene un sistema de comunicación estructurado donde las mujeres viven sitiadas; un ejemplo es el siguiente mensaje encontrado en uno de los teléfonos de una victima que decía “El día que te localice @xxx, ese día temblaras…Ultima advertencia P….”

 Durante más de cuatros años de investigaciones hemos logrado georeferenciar la violencia contra la mujer y esto nos ha llevado a ubicar la siguiente información, en la carretera de Oro, en el tramo que va desde Ciudad Delgado y San Martín es el sitio que las estructuras criminales utilizan para dejar los cuerpos de las mujeres.

 Investigadores de Policía manifiestan que “los cuerpos encontrados tiene dos características: unos son dejados limpios de manera que ofrezcan muy pocas pistas para encontrar sus asesinos, lo que da algunas evidencias de una línea de existencia de cultos satánicos; otros cuerpos son mutilados y destrozados con lujo de barbarie, es mayor”; es decir que estamos ante dos formas distintas del fenómeno aunque sus cuerpos son encontrados en el mismo lugar.

 Recientemente en Houston, Texas, dos integrantes (MS-13), Diego Rivera (18) y Miguel Álvarez (22), fueron detenidos y acusados por secuestro y tortura de una mujer de 14 años quien dio testimonio a las autoridades, “ella fue trasladada a diferentes apartamentos en el suroeste Houston, donde fue violada por cada uno de los integrantes de la pandilla quienes la mantenía drogada y alcoholizada, febrero de 2017”.

 Durante su testimonio describió “vi como otra adolescente que estaba detenida intentaron destruir un altar satánico colocado por la pandilla, el líder se ofendió, decidió entregarla como ofrenda donde cada uno de ellos le dispararon en la cabeza a corta distancia”. Lo que hace suponer como lo aseguran los investigadores que esta práctica podría estarse reproduciéndose en el país.

 El sistema de juzgar los delitos, a pesar que la leyes de violencia contra la mujeres ya tiene varios años de estar en vigencia, aún se percibe como embrionario. Una defensora pública contaba a Háblame de Respeto: “Durante una audiencia contra un grupo de personas vinculadas a la estructura de pandilla, uno de los testigos criteriados relataba como una mujer del municipio de Mejicanos, se ve involucrada con un jefe de esta estructura, el cual pronto fue detenido, y obligaba a ella a visitarlo constantemente al Centro Penal en la llamada visita íntima, al poco tiempo ella se vincula con una persona que no era la de la pandilla, el líder es informado por los que están fuera y éste da la orden de asesinarla. Con engaño la manda a reunirse con el grupo, estos la llevan a un zona del departamento de Cabañas donde la mantuvieron secuestrada por más de una semana junto con su nueva pareja, la obligaron a diferentes ritos sexuales con el pretexto de no asesinarla, sin embargo al final fue asesinada”.

 En enero del dos mil diecisiete, se conoció el llamado de auxilio que lanzó la madre de la joven Michelle Paz de Ilopango, desesperada por no conocer el paradero de su hija desaparecida desde el pasado 09 de enero dijo: “ella salió de su casa Jardines de Selsut, en Ilopango, muy temprano de la mañana; se arregló y se encargó de borrar todas sus fotografías e historial de llamadas de su celular y lo colocó sobre una mesa, todo esto luego de recibir una llamada telefónica de un familiar, con quien debía realizar diligencias personales y me dijo que regresaría pronto, pero nunca volvió”, desde esa mañana sus padres no han sabido nada del paradero de su hija; esto la llevó a pedir información en las redes sociales, por lo que recibieron una llamada telefónica, donde supuestos pandilleros del Barrio 18 indicaron que tenía privada de libertad a la joven.

 “La onda está así: que mañana va a hablar el homeboy de allá adentro, y yo lo que les voy a decir es que a ustedes… simón… a ver qué pedo ahí… ahí depende de la orden que dé él. La onda está así, tenemos a cuatro junto con ella, va", le dijo el pandillero, según el relato de la madre.

 La orden sobre su secuestro habría salido de un recinto penitenciario, donde se encuentra recluido un peligroso cabecilla del barrio 18 desde hace más de 10 años. "A nosotros nada nos cuesta volarles la cabeza ahí, pero la onda está como le repito que nosotros no nos mandamos solos. A nosotros, los superiores de adentro nos mandan las órdenes", le habría dicho el negociador  a la madre de Michelle, cuando ésta le pidió tiempo para reunir el dinero.

 Desde entonces, la búsqueda no se ha detenido y de acuerdo con especulaciones de la propia familia, es la pandilla 18 la que al parecer mantiene cautiva a la chica, al igual que a otras más, como si se tratara de un modus operandi que está empleando la pandilla posiblemente para conseguir fondos para sus actividades delictivas.

 El gran tesoro que todas y todos los ciudadanos están dejando es el rastro en las redes sociales; las personas no están concientes de que estos datos están siendo utilizados, analizados y vendidos a terceras personas; las estructuras lo saben además tienen centenares de ellos haciendo es crawler es busca de su próxima victimas.

 Otra línea de asesinato son las mujeres esposas, familiares de miembros de la corporación policial quienes se han vuelto un blanco de venganza por la operaciones militares que se desarrollan en los territorios donde ellos están afincados o tiene influencia. Unos de estos últimos ataques fue la esposa de un agente policial en Salcoatitán, Sonsonate, cuando regresaba a su casa fue emboscada y asesinada.

 El vicepresidente Oscar Oritz en su cruzada por reducir la criminalidad, define que “la estrategia más efectiva para desplazamientos pasados, presentes y futuros es tener éxito en esta cruzada para golpear al crimen, debilitarlo, desarmar las extorsiones y sacar las estructuras criminales de las comunidades” sin embargo se olvida que estos agentes policiales y soldados viven y sus familiares crecen a la par de esta estructura.

 Junto a este segmento esta otro sector que sufre esta violencia; son aquellas mujeres dueñas de los pequeños negocios (tienda, comedores, pupuserías, empresarias de transporte, etc.) mujeres que viven y conviven en los territorios controlados y que son las que pagan buena parte de la renta y que actualmente, con el aumento del salario mínimo, también ellos subieron el monto obligando a que muchas de ellas no alcanzan pagar y por la cual están siendo atacadas.

 El fenómeno de los desplazamientos sucede a diario producto de la extorsión, familiares de la corporación policial, sistema penitenciarios, fiscalía, que abandonan determinadas zonas por la inseguridad.

 El Estado, no ha logrado articular una política de territorialidad que garantice crear un clima de convivencia para las mujeres, el sistema de salud a pesar de haber creado los SIBASI, le es imposible entrar en los territorios: en San Martín fue asesinada una enfermera; en los centros escolares, las y los maestros tienen que pagar la extorsión mensualmente ya que son amenazados a la entrada de los centros escolares; el modelo de Policía Comunitaria, aún tiene grandes dificultades ya que la implementación de un sistema comunitario de cuadrantes necesita un mayor numero de patrulleros, definir su estrategia por la taza poblacional, para cada cuadricula, debido a que cada espacio tiene variables distintas, necesita la creación de los entornos seguros que apoye al modelo de seguridad.

El sistema Háblame de Respeto está advirtiendo la forma de giro que está teniendo el asesinato de mujeres, a pesar de que el área especializada de la Policía Nacional Civil conoce esta mutación, sus dirigencia se limita a hablar de reducción o de su aporte, recuperación y control territorial; el problema no es sólo de reducción del índice de asesinato de mujeres, sino entender que estamos ante un fenómeno que tiene muchas variables y que una de ellas está en este nuevo rol asignado a la mujer dentro de la pandilla.

Tú donación es importante para sustentar nuestros programas de apoyo a víctimas de violencia, atención psicológica y el fortalecimiento de nuestra plataforma.

Donar Visa Donar Mastercard DONAR
Violencia Fisica

Tipo de violencia

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Nesciunt, error maiores? Ullam earum tempora cum illum pariatur, veniam saepe natus illo praesentium dicta possimus, repellendus labore ducimus reiciendis dignissimos ex?

Copyright © Todos los derechos reservados