ABC
Disponible en: Hablame de Respeto App Hablame de Respeto App
Entre Nosotras
Thursday 20, August 2015
Los derechos de las mujeres

En los derechos de las mujeres, primero debemos visibilizar que la violencia contra las mujeres es un enemigo silencioso

En los derechos de las mujeres, primero debemos visibilizar que la violencia contra las mujeres es un enemigo silencioso que atenta contra sus derechos humanos. Es un mal no visible, pero que lentamente se va apoderando de la seguridad y vida de las mujeres. Las restringe a vivir una vida libre y sin límites, sus decisiones giran entorno a este enemigo y, poco a poco, las va consumiendo.

Así lo reflejan los datos del Sistema de Prevención de Violencia de Género (SPVG), donde sobresale que San Salvador, San Miguel y Santa Ana son los departamentos con mayor cantidad de casos de lesiones contra las mujeres. Solo en el municipio de Mejicanos, hay 56 casos de hechos delictivos contra mujeres durante los primeros cuatro meses del año 2015. Por eso, no es casualidad que las mujeres tenga temor de caminar por las calles, ya que ellas saben que están expuestas a ser víctimas de la violencia.

Este enemigo no es nuevo. Las mujeres hemos sufrido de violencia a través de la historia, la sociedad nos ha llevado a construir una imagen equivocada del nuestro rol en la familia, en el trabajo y la educación. Debemos ser sumisas, obedientes, sometidas al yugo del hombre y no solo al hombre que es nuestra pareja, sino a todos los hombres, quienes nos minimizan a meramente con un rol reproductivo y hogareño.

Las épocas han cambiado, pero los retos siguen siendo los mismos. Día a día, nos encontramos con mujeres víctimas de violencia, que no se atreven a denunciar por miedo o vergüenza. La presión de la sociedad, de la familia, de las amistades, de todo su entorno, hace que se sientan vulnerables y culpabilizadas de situaciones de violencia. Esto les impide hablar, denunciar, se restringen y limitan, sufren y toleran, por temor y vergüenza.

Es nuestro deber hacer que la sociedad comprenda que tenemos una diversidad de roles que podemos desempeñar y, lo más importante, que podemos ser felices realizando lo que nos propongamos. Es nuestro deber enseñarles a nuestras hijas que pueden hacer lo que quieren, que tienen derechos y que merecen ser tratadas con igualdad en todos los ámbitos de la sociedad.

Somos más que amas de casa, madres y esposas; somos todo, estamos en todo, podemos hacerlo todo, nuestra capacidad no tiene límites. Doctora, ingeniera, abogada, mecánica, electricista etc., podemos ser todo lo que queramos, nuestra capacidad innata, nuestras habilidades individuales nos permiten desarrollarnos en el área que queramos.

Podemos decidir qué queremos ser, qué queremos hacer. Es nuestra decisión ser madres, no es nuestra obligación a pesar de lo que nos diga la presión social. No nos mortifiquemos por no cumplir con los cánones establecidos, no somos mujeres para seguir repitiendo patrones, somos mujeres para imponer patrones nuevos, nuevas conductas.

Los derechos humanos de las mujeres también son derechos que deben ser promovidos y defendidos por la sociedad, pero, principalmente por ellas, quienes deben conocer la normativa jurídica nacional e internacional que las ampara. Nuestros derechos son universales e inalienables, tenemos derecho a ser tratadas con igualdad y no discriminación, igualdad de oportunidades; derecho a la libertad y libre expresión; derecho al trabajo y educación. Y tenemos la obligación de proteger y defender nuestros derechos. Nadie puede quitárnoslos nacemos con ellos, tal como lo dice el Artículo 1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos.”

Por eso, desde hace 28 años, en la Asociación para la Autodeterminación y Desarrollo de Mujeres Salvadoreñas (ASmujeres) trabajamos para formar a las mujeres y generar un cambio de pensamiento, para lograr el liderazgo transformador en ellas, deconstruyendo su pensamiento e ideas machistas patriarcales implantadas en ellas desde niñas hacia construir su propio empoderamiento y autonomía física, psicológica, económica.

Este es nuestro compromiso social, trabajar por las mujeres y para las mujeres, con acciones enmarcadas en la prevención de violencia, atención a victimas de violencia y defensoría de los derechos humanos de las mujeres, desde cuatro dimensiones: educación, salud, organización, derechos humanos y económicos.

Para eso, organizamos a las mujeres en sus territorios, formando grupos que son capacitados en temas de derechos humanos, derechos de las mujeres, violencia de género, leyes y herramientas para prevenir la violencia. Esto es posible, trabajando de la mano con las mujeres desde sus territorios para que sean ellas quienes elaboren sus mapas de violencia y sus planes de protección.

Todas debemos estar conscientes de la importancia del rol que tenemos en la sociedad para la educación  de nuestros hijas/os, para el sostenimiento de nuestro hogar y de la economía salvadoreña. Nosotras formamos a mujeres para que sean lideresas de sus territorios, que incidan en sus comunidades y promuevan entre otras mujeres sus derechos. 

Tú donación es importante para sustentar nuestros programas de apoyo a víctimas de violencia, atención psicológica y el fortalecimiento de nuestra plataforma.

Donar Visa Donar Mastercard DONAR
Violencia Fisica

Tipo de violencia

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Nesciunt, error maiores? Ullam earum tempora cum illum pariatur, veniam saepe natus illo praesentium dicta possimus, repellendus labore ducimus reiciendis dignissimos ex?

Copyright © Todos los derechos reservados